Ingredientes

2 yemas de huevo
Aceite
Zumo de limón
Sal

Instrucciones

Echamos las yemas de huevo en un bol o plato hondo y con un tenedor los batimos circularmente. Añadimos el aceite poco a poco sin parar de remover la mezcla en círculos. Es una operación muy sencilla ya que veremos que el aceite es asimilado por el huevo creando la mayonesa, nunca hay que echar más aceite del que la mezcla vaya absorbiendo o se cortará irremediablemente, pero siguiendo estos pasos veréis que no es nada complicado. Una vez tengamos la cantidad de mayonesa deseada añadimos el limón y la sal.