Ingredientes

400 gr de queso mascarponeTiramisú
250 gr de bizcochos de soletilla
4 huevos
4 cucharadas de azúcar
1 taza de café
Amaretto (opcional)
Cacao en polvo

Instrucciones

Se separan las claras de las yemas y se montan las claras con 3 cucharadas de azúcar. A las yemas se le añade el mascarpone removiendo poco a poco hasta que se forme una pasta homogénea. Una vez bien montadas las claras mezclamos con el mascarpone más las yemas con cuidado para que las claras no bajen. Preparamos una taza de café y le añadimos 1 cucharada de azúcar y el amaretto. Preparamos el recipiente que contendrá el tiramisù (puede valer un bol grande o una ensaladera). Ponemos una capa de bizcochos y los rociamos con el café, seguidamente una capa de la mezcla de huevo y mascarpone. Repetimos la operación (normalmente con 2 ó 3 capas de bizcochos es suficiente) siendo la última capa de mascarpone. Espolvoreamos por encima con ayuda de un colador el cacao (mejor cacao puro por el amargor, pero valdría cualquier chocolate y en último término, aunque no es la mejor opción, cola cao).

La receta ya está lista, pero es mejor dejarla reposar, o sea, está mejor pasadas un par de horas o incluso de la mañana a la noche. Este postre no ha de ser muy dulce, sale mejor con azúcar de menos que de más. Podéis utilizar magdalenas en vez de bizcochos de soletilla y otro licor si no tenéis amaretto (Kirch, licor de cerezas, de almendras, etc…)