Ingredientes

2 muslos y 2 contramuslos de pollo
2 cebollas medianas o grandes
2 cucharadas de jengibre rallado
2 tomates
1 cucharada de comino en polvo (si es en grano, lo machacamos en el mortero)
1/2 cucharadita de cúrcuma
3 cucharadas de curry
2 hojas de laurel
100 gr. de mantequilla
Sal

Elaboración

Derretimos la mantequilla en una cazuela sin que se queme. Añadimos las cebollas picadas y el jengibre, y las cocinamos durante 15 ó 20 minutos a fuego lento hasta que estén doradas.

Troceamos los tomates y los echamos en la cazuela con un poco de agua. Agregamos el curry, el comino y la cúrcuma, y lo dejamos cocinar durante 5 ó 10 minutos.

Añadimos el pollo troceado y 2 ó 3 tazas de agua, y removemos bien la salsa de modo que cubra al pollo.

Sazonamos y dejamos cocinar el pollo hasta que esté tierno.

Lo servimos acompañado de arroz hervido, a ser posible, basmati.

Nota: Es importante tener un buen curry. Con curry medium (medio picante) de Sharwood’s queda muy bien.